Ciclo de Cine

Jueves 19 de junio a las 19:30 horas:
“Días del Cielo” (1978)
(Subtitulada en ESPAÑOL)(Bono contribución a voluntad – Se sugiere mínimo $20)

“Días del Cielo” es una película norteamericana de 1978, escrita y dirigida por Terrence Malick. Fue premiada en el Festival de Cannes, por mejor dirección; y recibió un Oscar, por mejor fotografía.
La trama se desarrolla en 1916, y narra la historia de dos amantes de Chicago, sumidos en la pobreza. Bill y Abby, deciden viajar a Texas, para levantar las cosechas de un rico granjero, quien se enamora de Abby. Bill anima a Abby a reclamar la fortuna del granjero, a quien engañan con un
falso matrimonio. El resultado, es un inestable triángulo amoroso y una serie de eventos desafortunados.
La historia tiene paralelismos bíblicos. Habrá una breve introducción a estos paralelismos, y un debate, al término de la película.

Days-of-Heaven_Poster

Jueves 26 de junio a las 19:30 horas:
“KAPRINGEN” (2012)
(Subtitulada en ESPAÑOL)(Bono contribución a voluntad – Se sugiere mínimo $20)

“El Secuestro”, es una escalofriante película danesa de 2012, escrita y dirigida por Tobias Lindholm. Un film que no da respiro y que atrapa, por el fiel análisis de las reacciones humanas ante situaciones extremas.
Mikkel, el cocinero de un barco mercante, saborea el momento de contacto telefónico con su esposa y su hija, cuando les anuncia que en muy poco tiempo habrá acabado su misión y regresará a casa para descansar por unos meses. Lejos está de pensar que, minutos después, unos piratas modernos de las costas africanas se apoderarán del barco, y un supuesto traductor será el único interlocutor de una tripulación angustiada y temerosa por su vida. Y no es para menos.
A esta explosiva situación, se añaden las negociaciones que lleva adelante Peter, director de la empresa naviera, que sabe que el menor error puede saldarse con la pérdida de una o varias vidas de la tripulación. Impecablemente interpretado por Søren Malling, este empresario va a tener que sudar la camisa para no perder los nervios, tranquilizar a las familias, contentar al grupo económico al que pertenece y sobrevivir a la extorsión.
Magistralmente dirigida y con un ritmo implacable, la tensión se masca en la pantalla y en la sala. Cada plano añade una gota de nerviosismo extremadamente real en cada espectador. ¡Imperdible!

Kapringen



Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.