Misas

El culto público luterano está basado en el ritual publicado por Lutero en 1523 y 1526. Conservó la primera parte de la Misa Católico Romana, pero abolió el ofertorio, el canon y todas las partes sacrificiales.

En los países escandinavos aún se le llama “Misa” a la principal liturgia luterana. Y así lo conservamos nosotros. No obstante en otros lugares se denomina “Culto a Dios”

El canto de himnos adquirió una preponderancia especial en el nuevo ritual. Se conservaron muchas antífonas de la tradición Católica Romana y se pidieron prestados algunos cantos de los antiguos poetas germanos. El mismo Lutero escribió algunos himnos, aunque se duda que él sea el autor de las melodías que se le atribuyen.

Lutero deseaba conservar la elevación de la hostia y el uso de la lengua latina, pero finalmente fueron abandonados. Siendo ya en la época de Lutero un gran avance, para entender y participar de la Misa en comunidad entendiendo las oraciones y acciones que se realizaban. Hecho que la Iglesia Católica Romana recién lo permite a partir del Concilio Vaticano II en 1960. Es costumbre en nuestra Congregación  en Bs. As. cantar himnos y oraciones en idioma danés que nos permiten disfrutar y conservar las ricas tradiciones que heredamos de los inmigrantes, aunque en su mayoría las Misas se celebran en Castellano.

La oración colecta, las lecturas bíblicas del Antíguo Testamento, así como las Epístola y el Evangelio varían cada domingo del año según el calendario litúrgico.

Luego de la lectura del Evangelio sigue la oración del credo y a éste, sigue un sermón acerca de la lectura del día, la que constituye el núcleo de la ceremonia.

En algunos lugares La Cena del Señor se celebra solamente unas cuantas veces al año. A ella le precede, con unos días de anticipación, una liturgia de confesión y absolución pública, consistente en una promesa de conversión pronunciada por quienes desean comulgar, y por la declaración del ministro de que los verdaderos penitentes quedan perdonados. Mientras que en nuestra iglesia cada domingo la Santa Cena viene celebrada formando parte de la Misa.

Los luteranos reconocemos dos Sacramentos: El Bautismo y la Cena del Señor.

Mientras que la Confirmación, la Confesión, y la Ordenación al Ministerio Pastoral, son definidos como ritos sagrados. También existen ceremonias prescritas para la Bendición del Matrimonio y la Sepultura.

La Pascua, es la celebración central dentro del año litúrgico, a partir de ella se determina el resto de las fiestas y sus días tales como Pentecostés, Trinidad etc. La fiesta de Navidad, de los Doce Apóstoles, la Conmemoración de la Reforma (octubre 31) son observadas con ceremonias religiosas especiales.

Las imágenes están permitidas en los templos, si bien la simplicidad y la austeridad en las iglesias es una característica sobresaliente. Tanto en Dinamarca como en nuestra iglesia de Buenos Aires se utilizan ornamentos litúrgicos para la celebración de la Misa y velas encendidas durante la ceremonia de comunión.

En nuestra Iglesia Luterana de tradición dinamarquesa, al terminar la celebración de la Misa y luego del canto final nos reunimos en el salón subsuelo para compartir un café con algo rico, tortas o galletitas, como parte del encuentro y la comunión que se vivió y se celebró durante la Liturgia. De esta manera se prolonga el sentido de comunión que vivimos cada domingo. Allí el dialogo y las canciones surgen espontáneamente.

DSC04199

10 comments

    • Iglesia Dinamarquesa on 16 abril, 2016 at 21:19 said:

      Roberto, los horarios de las misas los podes chequear cada mes en nuestro calendario. Para entrar al calendario tenes que hacer click en el botón que dice “Calendario de Eventos”. La misa se mañana domingo 17 será a las 18 horas. Te esperamos.

  • Faby Santana on 14 abril, 2015 at 08:55 said:

    Buenos dias.estoy estudiando el envio catequistico de la iglesia catolica. En mi materia Ecumenismo, estoy investigando las similitudes y diferencias entre nuestras comunidades. Gracias a su pagina pude ver q son muchas nuestras similitudes y realmente estoy gratamente sorprendida. Solamente, y con todo respeto me gustaria preguntarle cual es la mirada q la Iglesia Luterana tiene hacia la Virgen Maria?
    Se q su iglesia centra su devocion en Nuestro Señor Jesucristo y creen en el Trino. Pero no tengo claro como ven a la Virgen Maria.
    Espero no molestarlos con mi consulta, es con total respeto y surgio luego de leer sus preceptos como iglesia cristiana.desde ya muchasas

    • Iglesia Dinamarquesa on 15 abril, 2015 at 21:25 said:

      Hola Faby, no es molestia tu consulta. Nuestra sugerencia es que la respuesta pueda ser respondida personalmente, en una charla con el Pastor Sergio Lopez. Lo consultamos con él, y él está dispuesto a recibirte, ya que no es algo tan simple de responder en un email. Sobre todo cuando, en realidad, mucho material lo podés encontrar tanto en internet como en textos de Lutero. Si querés algo más simple que investigar por internet, el pastor te ofrece que vayas a hablar con él. Para concertar una cita con él, podes contactarlo al siguiente mail asergiolopez@hotmail.com o llamando a la iglesia los martes y jueves de 14 a 20 horas. Saludos!

  • cristina on 10 agosto, 2014 at 22:13 said:

    hoy fui a conocer la parroquia y aproveche las lindas prendas de la feria de las pulgas en la cual compre varias prendas pero parece haber dejado el cinturon de un vestido floreado que compre cuando podria pasar y en que horario para buscarlo si quedo ahi pues en mi bolsa no estaba y tambien me gustaria si es posible llevarme un vestido mas que no lo compre espero vuestra contestacion y muchas gracias .

  • Raül on 9 febrero, 2014 at 20:31 said:

    Hola, tengo una duda. Como es que en las iglésias católicas romanas como es la de mi país hay figuras (la virgen María, los santos, Jesucristo en la cruz…) y en las iglesias luteranas como las de Dinamarca no las hay?

    Saludos. 🙂

    • Iglesia Dinamarquesa on 10 febrero, 2014 at 18:42 said:

      Estimado Raul, respondemos a tu pregunta. El movimiento de la Reforma que se llevo adelante con Lutero desde 1517 ubicó la centralidad de la fe en Jesucristo. En eso consistió su predicación, su reflexión y su piedad. En un primer momento las iglesias donde se llevó adelante la Reforma no fueron despojadas de las imágenes y aún se conservan en Alemania iglesias protestantes donde podemos ver imágenes de la Virgen María y el niño, o Cruces con Cristo crucificado. Sin embargo con el correr del tiempo las iglesias en su arquitectura quisieron destacar la centralidad en el Altar, El púlpito, el Bautisterio, y dejar de lado las imágenes para que esta expresión arquitectónica también reflejara una fe y una teología.
      El gran peligro con el que los reformadores tuvieron que lidiar fue la “adoración” y excesiva devoción a “imágenes” que hacían volver al problema de la iconoclastía. Por ese motivo nuestras iglesias están despojadas de aquellas imágenes, que no ayudan a resaltar la teología de la Cruz y la centralidad del Cristo vivo que nos habla por medio de su Palabra.
      Sin embargo no es un criterio uniforme. En Dinamarca, como en otros lugares de iglesias protestantes luteranas, aun se conservan imágenes o retablos con relatos de historia bíblica, que nos ayudan a la piedad, sabiendo que allí no está puesta nuestra fe y nuestra devoción. Las imágenes también han cambiado a lo largo de las épocas como expresiones culturales y así es como Cristos crucificados muy sufrientes y flagelados, que invitaban a la pena y el dolor de los fieles, han dado paso a Cristos resucitados, como suspendidos apenas de la cruz, pertenecen a la reserva de sentido que los autores le han dado. La fe luterana no las descarta, pero es consciente que una mala interpretación y desprecio del cuerpo y del sufrimiento humano, solo llevaría a comprender erróneamente el verdadero sentido de la cruz y del dolor humano y redentor de Cristo.
      Nuestra fe no se apoya en el desprecio de la vida y del cuerpo. No deseamos que nadie más sufra y sea crucificado, pues ya Uno lo hizo por todos para que ninguno más lo haga. Por eso mismo la Cruz es el emblema de todos los dolores y sufrimientos abrazados y comprendidos en el dolor que Dios mismo eligió para revelarse y darse a conocer. El limite y el dolor humano se encuentran comprendidos en el dolor asumido por Cristo, no para ser adorados, sino para comprometernos a que nuestro mundo tenga cada día menos crucificados.
      Espero que esto haya servido para despejar dudas y si existieran aún algunas más, te invitamos a las clases de teología bíblica o a una profundización en la fe luterana con el pastor. Saludos.

  • Claudia Cecilia Dichano on 6 agosto, 2013 at 18:06 said:

    El domingo 4 fui invitada por mi primo Angel a la misa que se celebró a las 11hs. Realmente me sentí muy bien y eso hizo que pudiera sentirme partícipe de la misa y no solo una espectadora. La comunidad fue muy cálida y amable. Realmente me sentí muy cómoda. Estoy muy contenta por mi primo porque encontró una iglesia que lo recibió con mucho amor, que lo respeta y lo acepta tal cual es, creo que así debe ser en cualquier credo.
    Gracias.

    • iglesia on 7 agosto, 2013 at 13:52 said:

      Muchas gracias Claudia por tus palabras, nos alegra que te hayas sentido a gusto porque trabajamos para que asi sea, para que todos se sientan bienvenidos. Y esperamos verte en el futuro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *